Logotipo de nutricionista en Zaragoza
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Tipos de dieta

Las personas que tratan de llevar una vida sana, deben llevar una dieta adecuada. Una dieta no es necesariamente un plan para conseguir una meta concreta en el aspecto físico o fisiológico, sino que se trata de los hábitos en cuanto a la ingesta de alimentos.

Así, una persona podrá llevar una dieta más o menos saludable, pero siempre será una dieta, una costumbre o hábito alimenticio. Otra cosa son las dietas terapeúticas. En este caso hay que referirse a dietas conducentes a mejorar las condiciones físicas de los afectados, por ejemplo dietas para personas con problemas de hipertensión, de colesterol elevado...

Entre los tipos de dieta podemos encontrar las dietas proteinadas. En este caso, se trata de un hábito mediante el cual debe potenciarse la presencia de proteínas en la comida.

Hay que realizar un exámen del organismo para determinar qué tipo de dieta proteica es más adecuada para cada persona. Una de sus características esenciales es la ausencia de grasas, de hidratos de carbono y otros componentes que pueden ser negativos en combinación con buenas dosis proteicas... no negativos necesariamente para la salud, sino para conseguir perder peso, por ejemplo.

Cuando hablamos de tipos de dietas, no podemos dejar de hablar de las dietas vegetarianas u ovo-lácteo-vegetarianas. Este tipo de plan dietético es especialmente interesante para cuando las personas desean obviar alimentos ricos en proteínas animales.

La dieta ovo-láctea-vegetariana es más completa que la estrictamete vegana, requeriendo quien la practica (muy frecuetemente) dodis extras de vitaminas y otras sustancias farmacológicas.

Uno de los tipos de dietas más conocidos y que más ha dado que hablar a lo largo de los últimos años, han sido la dieta mediterránea.

Sin embargo, puede existir confusión respecto a qué es y no es. Hay personas que creen que porque integren alguna hortaliza, verdura o fruta entre sus hábitos alimetarios, están siguiendo una dieta mediterránea: NO. Lo cierto es que en esta clase de dieta hay que obviar todo alimento pesado y grasiento, basádose casi exclusivamente en pesados blancos o azules, hortalizas, frutas, legumbres, pollo, conejo y carne roja (esporádicamente).

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE