Logotipo de nutricionista en Zaragoza
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

¿Qué dieta debe seguir una mujer embarazada?

dieta durante el embarazo

Las mujeres embarazadas deben de seguir una dieta que beneficie tanto a ella como a su bebé. Habrá alimentos que no puedan tomar porque pueden suponer un riesgo para el embarazo y estos deberán ser sustituidos por otros que aporten los nutrientes necesarios para llevar un buen embarazo en el que no haya deficiencias de ningún tipo.

Las mujeres embarazadas deberán de aumentar su dieta a las 300 calorías. Para ello un nutricionista le recomendará una dieta equilibrada que contenga:

  • Pan, cereales y patatas: se recomienda tomarlos en su versión integral para adquirir más nutrientes y vitaminas. Esto debe suponer gran parte de la dieta.
  • Frutas, hortalizas y legumbres: se recomienda el consumo de al menos 5 raciones al día ya sean frescas, en conserva o congeladas...
  • Carne, pescado y frutos secos: gran fuente de proteínas, se recomienda tomar 2 o 3 porciones al día.
  • Lácteos: se recomienda tomar 2 o 3 raciones al día. El calcio es fundamental durante el embarazo.
  • Elimina grasas y azucares: se recomienda eliminar todos aquellos alimentos que sean poco saludables. No pasaría nada si un día se consumiera un poco, pero la cuestión es no pasarse con este tipo de alimentos.

El peso ideal de una mujer embarazada no debería superar los 13kg de más en su peso habitual. Sin embargo, cada mujer es diferente y ganará más o menos peso dependiendo de sus necesidades durante el embarazo.

Alimentos que toda mujer embarazada deberá evitar

Existen una serie de alimentos que no podrán ser consumidos por las mujeres embarazadas y deberán evitar ya que pueden suponer un riesgo en la formación del bebé. Entre ellos se encuentran:

  • Los lácteos sin pasteurizar o tratar: estos contienen bacterias y podrían contener listeria que pueden llegar a afectar al feto provocando un aborto prematuro.
  • Pescados y mariscos crudos o ahumados: el pescado crudo puede contener parásitos como listeria o anisakis por lo que queda prohibido en la dieta durante el embarazo.
  • Ciertos pescados rojos: se deberá evitar consumir algunos pescados rojos por su alto nivel de mercurio como, por ejemplo, el atún rojo, el tiburón, el pez espada, la caballa y el lucio. Sin embargo, esto no significa que no se pueda consumir pescado, existen otros pescados que tienen un alto contenido en vitaminas necesarias durante el embarazo como el salmón, el camarón, el bacalao, las sardinas, anchoas, trucha, tilapia o atún enlatado.
  • Evitar las carnes poco hechas o crudas: cuando la carne esta algo cruda por dentro, corre el riesgo de que contenga toxoplasmosis. En el caso del jamón, las mujeres embarazadas solo podrán comer siempre y cuando el jamón haya pasado un proceso de curación de más de 18 meses. Aquí se incluiría también todo tipo de embutido, que no podrían ser consumidos a no ser que se cocinen.
  • Huevo crudo: para evitar el contagio por salmonelosis, es necesario siempre cocinar el huevo. De este modo, salsas hechas con huevo sin cocinar como la como la mayonesa, el merengue o el tiramisú, deberán de ser eliminados de la dieta.
  • Pate y foie: si queremos consumirlos, deberá ser siempre en moderación y fijándonos de que se encuentran pasteurizados.
  • Brotes germinados crudos: entre ellos se encuentran la alfalfa, la soja o el rábano ya que estos pueden contener salmonelosis o E. Coli.

Dietas para perder peso durante el embarazo

Cuando ha habido un aumento de peso considerable a causa del embarazo, puede que sea necesario perder peso durante el embarazo. Sin embargo, no es algo que se suele sugerir y estas dietas deben de hacerse siempre bajo la supervisión de un profesional.

No se recomienda hacer dietas para bajar de peso durante el embarazo, a no ser que un profesional lo recomiende. La cuestión, será crear una dieta para tu embarazo equilibrada con las calorías determinadas.

Muchas mujeres piensan que deben comer por dos durante el embarazo. Es cierto que hay que aumentar la cantidad de calorías, pero la idea no es comer dos raciones de todo. Por eso es muy importante llevar una dieta equilibrada durante el embarazo y lo mejor es ponerse en manos de profesionales para ello.

Cada mujer será diferente y necesitará subir o bajar de peso de forma controlada para que no afecte al feto. Por eso este tipo de dietas durante el embarazo deben de estar controladas por un nutricionista o un obstetra.

Controlar el peso durante el embarazo

Lo ideal sería controlar el peso durante el embarazo, aunque no es cuestión de obsesionarse con ello. Cada mujer es diferente y lo importante es que ella y el feto se encuentren en perfectas condiciones.

El aumento de peso normalmente se debe a la alta ingesta de calorías. Como ya hemos mencionado antes, las calorías no deben pasar las 300, habrá casos en los que se deberá aumentar esta ingesta de calorías sobre todo si la madre necesita subir de peso por motivos de salud.

El peso también se debe controlar con una correcta ingesta de fibras que ayuden a procesar y mantener los niveles glucémicos en sangre.

La forma de cocinar los alimentos es también muy importante. Ya que el nivel de calorías puede aumentar tan solo por la cocción. Por ello, se recomienda preparar los alimentos al horno, a la plancha, hervido o al vapor, siempre y cuando no se fría en aceite, cualquier forma estará bien.

Si buscas ayuda para crear una dieta equilibrada durante el embarazo que sea beneficiosa tanto para ti como para tu bebé, ponte en contacto con nuestra clínica de nutrición en Zaragoza. Un especialista te atenderá y diseñará una dieta personalizada para ti. También puedes contar con nosotros después del embarazo para poder recuperar tu peso anterior con una dieta equilibrada y diseñada para mujeres que han dado a luz recientemente y que deseen perder peso de forma gradual sin problemas ni complicaciones y con la que mantenga todos los niveles de vitaminas, proteínas y calorías necesarios durante este momento.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE